Patria

Ideario

La célula primaria de la organización social de una Nación es la familia.
La reunión de familias forma el municipio.
La reunión de municipios forma la región.
El conjunto de regiones históricas de España constituye una unidad superior que se llama Nación.
La Nación no es un cuerpo muerto. Es realidad viva. Que tiene un alma. Que tiene un espíritu. Un solo pensamiento en lo universal. Una misma Fe en su destino.
Y esta realidad viva, informada por una fe, un espíritu y un pensamiento comunes, se llama España, España, pues, es una Nación.
El Estado es la sociedad organizada para reconocer y declarar el Derecho, cumplirlo y hacerlo cumplir. El Estado, pues, no es lo mismo que Nación. El Estado puede improvisarse, la Nación no. Porque la Nación necesita el concurso de la Historia y de los siglos, para que las regiones desemboquen en una unidad de sentimientos y aspiraciones comunes, derivados de la unidad de destino.
Y el Estado puede improvisarse en un combate sobre el tronar de los cañones vencedores o después de un “asalto al poder”.
El Estado es servidor de la Nación y como dependiente suyo, cuidará de no alterar la esencia de ella. De superarla a sí misma en su anhelo civilizador. De defender su organización natural. De continuar su historia de grandeza. De dirigir las relaciones internacionales, en todos los aspectos (político, comercial, etc.). De organizar el ejército y la armada. Y de arbitrar recursos para estos fines.
El Estado se debe a la sociedad que tiene un orden moral establecido. En orden, en lo religioso, se refiere a la Iglesia como entidad. Y en lo jurídico, a los fueros de las regiones. De esta forma, tendremos un Estado justo y cristiano.
Cuando el Estado no cumple con sus deberes, lesiona el derecho de las regiones o desconoce el interés nacional. Se habrá convertido en tirano y al tirano se le combate con la resistencia.
La exaltación de unos sentimientos comunes, que nos inspira a todos los españoles el suelo donde nacimos, es lo que produce en nosotros la idea santa de: Patria.

Foto1

 

Tomado del “Ideario CTC 1939” Jaime del Burgo.